digitalizar, digitalización, logística, innovaciones, transporte, peaje, datos, protección, reglamento

Opinión

La transformación del transporte global a través de la digitalización

9 feb 2018 Ginebra

IRU’s Head of Global Innovation, Zeljko Jeftic, shines light on the digital revolution in logistics and reinforces the need to share best practice globally, while explaining how the digital infrastructure needs to be in place before the industry can benefit from headline grabbing innovations, such as driverless trucks. He looks at digital transport documents, the European Electric Toll Service, General Data Protection Regulation and the latest digital trends from different parts of the world. 


Hoy en día nos encontramos al borde de un cambio sin precedentes que transformará el transporte de mercancías y personas en el futuro.

La innovación y los servicios digitales están transformando el mundo tal como lo conocemos, pero cuando se trata de movilidad, a pesar de la mejora considerable que se ha observado con el paso de los años, los aspectos básicos han seguido siendo los mismos. Gran parte del transporte está documentado en papel, sin embargo cuando se dispone de datos electrónicos, existen muchas limitaciones para su intercambio. En ocasiones, existe una buena razón para ello, como la protección de datos, aunque la mayoría de las veces estas limitaciones están ocasionadas por la falta de interoperabilidad y de conexiones comerciales.

Los servicios digitales están transformando el mundo tal como lo conocemos

Antes o después llegarán vehículos altamente automatizados y, en última instancia, vehículos de conducción autónoma. La automatización de almacenes ya forma parte de nuestras vidas, donde vemos que robots trabajan de forma sincronizada con personas para ofrecer servicios de embalaje y expedición con mayor rapidez. La cadena de bloques se está probando para servicios de movilidad, mientras que la comunicación a gran escala de vehículo a vehículo (V2V) y de vehículo a infraestructura (V2I) ya está en marcha. El comercio electrónico está experimentando un crecimiento increíble.

Todos estos cambios son impulsados por las tecnologías digitales.

El almacenamiento digital y el intercambio de datos son fundamentales para que el sector del transporte pueda alcanzar un nivel óptimo, permitiendo hacer una buena planificación de todos los envíos de forma que cada camión en tránsito tenga su carga completa, siga una ruta óptima y sea considerado una parte integral de la cadena de suministro.

En pocas palabras, introduciendo innovaciones en la adaptación de la carga, seccionamiento de vehículos, sistemas inteligentes de transporte o conducción ecológica, se contribuiría a incrementar la eficiencia sin reducir la capacidad. Así pues, a medida que la demanda de mercancías aumenta y los combustibles fósiles se reducen, se abre un cambio de paradigma sostenible.

Pero empecemos por los aspectos básicos.

 

Lanzamiento ascendente del sistema e-CMR: las notas de porte digitales

En el transporte por carretera, las cartas de porte CMR son uno de los documentos principales en las operaciones transfronterizas. Anualmente en Europa se utilizan en torno a 150-200 millones de cartas de porte CMR y de otros tipos en los trayectos internacionales, una cifra que si se tiene en cuenta el transporte nacional de mercancías se dispara hasta aproximadamente mil millones.

Aparte de los efectos medioambientales asociados al uso del papel, se ahorraría en torno a un 38-44 % de tiempo en temas administrativos como la cumplimentación, edición, impresión, verificación, firma y verificación cruzada del CMR. En Escandinavia, por ejemplo, esto supondría un ahorro de unos tres euros por cada CMR en papel que se utilice.

Como hemos visto, se destaca la importancia del CMR; sin embargo, el mensaje es el mismo para los sistemas de tránsito aduanero como el TIR y todos los demás documentos de transporte.

Los documentos electrónicos y el intercambio de datos contribuirán a aumentar la transparencia, la precisión y la velocidad de los procesos comerciales. Lamentablemente, hoy en día todavía sigue siendo común observar retrasos en el pago durante días, y algunas veces hasta semanas, debido a que los operadores de transporte tienen que mostrar documentación CMR firmada en papel. En un negocio que depende de márgenes de beneficio de dígitos únicos bajos, el flujo de efectivo a menudo es una cuestión de supervivencia diaria.

Tomando como ejemplo la sociedad BLG Automative Logistics, en ella se utilizan dos millones de hojas de papel para transportar un millón de vehículos cada año. A nivel de toda Europa, esto equivaldría a 16,5 millones de vehículos transportados y 33 millones de hojas de papel.
Esto supone un ahorro potencial de 135 toneladas de madera al año. Con 14,5 millones de toneladas transportadas en camiones (cifra de 2015) en Europa, esto representa todo un ecosistema.

Además de los aspectos altamente importantes del ahorro forestal al utilizarse menos papel y de favorecer el crecimiento de las economías gracias a una mayor transparencia, precisión y velocidad, la digitalización también ofrece beneficios indirectos para la seguridad en la carretera.

El proyecto europeo i_HeERO ha demostrado que las alertas de emergencia (eCall) pueden conectarse a fuentes de información de datos en tiempo real, tales como servicios e-CMR, para informar al instante a los equipos de rescate no solo de la ubicación y el tipo de camión, sino también del tipo de mercancías transportadas en caso de que un camión se vea implicado en un accidente. Esto permitiría a los servicios de emergencias ofrecer un mejor planteamiento y respuesta ante un posible accidente que afecte a camiones.

Crecimiento en alza del e-CMR: cuantos más países se adhieran, mayores los beneficios

Crecimiento en alza del e-CMR: cuantos más países se adhieran, mayores los beneficios. Una serie de países de Europa y Eurasia están apoyando este sistema; a su vez, la ONU y la UE están promoviendo encarecidamente el uso de documentos de transporte digitales y el intercambio de datos. Luxemburgo e Irán han sido los dos últimos países en sumarse al protocolo adicional del e-CMR, demostrando que en lo que se refiere a la digitalización, no hay limitaciones.

 

Reinvención de las fórmulas, no de la rueda: aprender de buenas prácticas globales

El año 2018 marcará un antes y un después en lo que se refiere a la definición de las normas sobre la privacidad de datos. El Reglamento general de protección de datos (RGPD) desarrollado por la Comisión Europea entrará en vigor el 25 de mayo y será aplicable a todas y cada una de las sociedades y empresas que vayan a mantener bases de datos de sus respectivos clientes o usuarios.

Las empresas que no cumplan con el RGPD pueden enfrentarse a graves multas económicas. Todos los proveedores de servicios digitales deben cumplir con el reglamento, desde las plataformas de intercambio de mercancías y los operadores de transporte hasta los proveedores de soluciones innovadoras para la seguridad en la carretera mediante cámaras de conducción.

Otro gran cambio en Europa será la introducción de los sistemas europeos de telepeaje (SET), con los que se pretende garantizar la interoperabilidad de cobro a los usuarios de las carreteras entre diferentes países. Esto significa que el número de cajas de cobro de los usuarios de carreteras en camiones se reducirá (idealmente solo a una), y que se simplificará el procesamiento de pago.

En este contexto de cambios fundamentales en el área de la logística, el intercambio global de buenas prácticas adquiere una importancia primordial.

A medida que Europa y Eurasia progresan en la adopción de documentos digitales en el sector del transporte, estas regiones pueden aprender de la experiencia práctica de Brasil y México. Estos dos países ya llevan varios años utilizando notas de porte electrónicas en este sector, lo que les permite incrementar la transparencia entre las partes interesadas y simplificar el cumplimiento con los procesos reglamentarios.

Analizando el sistema de transporte por carretera en Estados Unidos, en este país la principal iniciativa hacia la digitalización en los últimos años ha sido la introducción de dispositivos de registro de datos electrónicos (ELD). Desde el 18 de diciembre de 2017, los ELD son obligatorios para todos los camiones que operan en EE. UU. Previamente a la adopción de esta medida —apoyada por la American Trucking Associations (ATA), miembro de IRU—, fue necesario debatir algunos temas como el uso que harían las autoridades de los datos ELD y cómo se garantizaría la seguridad de los datos. Aunque con algunas diferencias en su aplicación respecto a los tacógrafos digitales que se llevan utilizando en Europa desde hace ya muchos años, en ambos casos el objetivo es registrar el tiempo de conducción y la ocupación del conductor. En este caso, la experiencia europea puede ayudar a mitigar posibles miedos compartiendo sus conocimientos con compañeros americanos y demostrándoles las ventajas sobre el terreno.

Por poner un ejemplo, el tiempo medio para identificar una mercancía se redujo de 2,27 días a 0,38 días.

Me alegré mucho cuando la plataforma informativa de logística inteligente, YMM, se unió recientemente a IRU. YMM ha sido la primera plataforma nacional de despacho y transporte de mercancías en China en utilizar íntegramente las últimas tecnologías que ofrecen la informática en la nube, los macrodatos e internet móvil. Cuenta con más de 3,9 millones de conductores de camiones pesados y más de 850.0000 propietarios de mercancías registrados. Las ventajas en términos de eficiencia de gestionar estas cifras tan grandes de partes interesadas en el sector del transporte son tremendas. Por poner un ejemplo, el tiempo medio para identificar una mercancía se redujo de 2,27 días a 0,38 días.

Ejemplos sorprendentes de digitalización se observan también en diferentes partes de África, donde existe un gran despliegue de plataformas de intercambio de mercancías, así como el uso del sistema telefónico bancario y de pago M-pesa, que se utiliza para pagar la entrega de mercancías. Como ya he comentado anteriormente, no existen limitaciones digitales: M-pesa también se ha introducido en otros continentes.

 

Garantía de futuro para nuestro sector

Estos elementos son solo la punta del iceberg de la innovación y la digitalización en los agitados mares del sector del transporte por carretera. Cada uno de ellos requiere un análisis y una reflexión más profundos, y ahí es donde la IRU toma las riendas de cara a proporcionar al sector una plataforma para enseñar a navegar por estas aguas. El 2018 anuncia dos encuentros esenciales para líderes de este sector, que en ambos casos estarán centrados en la innovación y la digitalización.

Dos encuentros esenciales para líderes de este sector, que en ambos casos estarán centrados en la innovación y la digitalización.

El primero de ellos es Soluciones de Logística e Innovación de IRU, un evento que tendrá lugar el 12 de abril en Ámsterdam, donde IRU, en colaboración con sus miembros, reunirá al sector de la logística y el transporte por carretera para presentarle las últimas soluciones digitales, como plataformas de intercambio de mercancías, los SET, documentos electrónicos, nuevas funciones telemáticas o prácticas de intercambio de datos. El evento también brindará la oportunidad a los operadores de transporte para que conozcan los requisitos más recientes y futuros sobre las operaciones de transporte referentes a las principales empresas de transporte y plataformas de comercio electrónico. Por último, los operadores de transporte podrán intercambiar experiencias y establecer contactos empresariales entre sí y también con grandes empresas del sector y proveedores de servicios destacados a nivel internacional.

Más adelante, del 6 al 8 de noviembre, se celebrará en Mascate, Omán, el Congreso Mundial de la IRU – Innovación en marcha, que acogerá a representantes del sector para debatir los retos a los que se enfrenta el transporte y el comercio por carretera. En este congreso también se darán a conocer datos clave por parte de líderes en el área de la innovación, empresas, gobiernos y asociaciones que ayudarán a identificar métodos de buenas prácticas y saber cómo aplicarlos. En su objetivo por convertirse en un centro logístico regional líder, Omán ofrece múltiples oportunidades para demostrar las más recientes soluciones a nivel mundial en materia de innovación.

El mundo no estará preparado para los camiones sin conductor hasta que no disponga de una infraestructura logística íntegramente digital

Cuando se habla de innovación, y más concretamente de digitalización, no se entiende una única solución, producto o servicio; sino que más bien hace referencia a la revolución global que surte efectos en cada uno de los aspectos del transporte por carretera. Se trata de una revolución a la que debemos sumarnos con una mirada puesta en el futuro para garantizar la sostenibilidad de las operaciones de transporte por carretera.

Como sector, el transporte por carretera debe tender un puente entre innovaciones espectaculares (como los camiones sin conductor) y la realidad que actualmente se vive en nuestras carreteras. Es necesario demostrar de forma clara cómo todos estos avances digitales nos abren el camino hacia el futuro sostenible.

Por citar al secretario general de la IRU, Umberto de Pretto: «El mensaje es claro: el mundo no estará preparado para los camiones sin conductor hasta que no disponga de una infraestructura logística íntegramente digital».

 

Zeljko Jeftic, jefe de innovación global de la IRU

Zeljko Jeftic, jefe de innovación global de la IRU

Como jefe de innovación global de la IRU, Zeljko Jeftic dirige el compromiso de la organización con sus miembros y con el sector desde una óptica amplia en lo que concierne a la innovación y los servicios. Formado en ingeniería, adquirió una gran experiencia en el campo de las telecomunicaciones tras su paso por Ericsson, así como en el desarrollo de soluciones activas para la seguridad en la carretera (una cuestión que hoy en día constituye la base de la evolución de los vehículos autónomos) en el Grupo Volvo.

Posteriormente Zeljko se unió a ERTICO-ITS Europe como jefe superior de proyectos, encargándose de proyectos europeos de I+D relacionados con vehículos conectados y servicios cooperativos de vehículo a vehículo (V2V) y de vehículo a infraestructura (V2I), centrándose en la eficiencia energética. En 2013 se unió a la IRU, donde dirige la constitución del equipo de proyectos IRU, que actualmente está trabajando en ofrecer soluciones y conocimientos para mejorar el transporte por carretera a través de numerosas iniciativas de asociación público-privadas.